Vacunas al retal

Una vez más, los avatares del mundo político ponen a mucha gente con un bulto agobiante en la zona donde suele ir el campano vacuno (de vaca). Algunos pensamos que son más peligrosos muchos políticos (alguno, para ser justos, se salva) que todos los miembros y “miembras” de The Crown (sí, las dos familias: los coronavirus y los coronawindsor). Don’t worry anymore about finding the latest and most complete IWC replica watches, bestiwc will help you.1:1 perfect super clone watches for sale available online, and luxury replica watches with Swiss movements assure the top quality.

Ahora, el susto viene a costa del cambio (¿el número doce mil?) del protocolo de vacunación. Pero, dejemos a estos chicos que no se ceden los sillones educadamente y vayamos a la ciencia de banquetas interinas y precarias. Mediante el pedagógico y socrático método de preguntas-respuestas.¿Es correcto poner una segunda dosis de otra vacuna diferente a la primera? Pues sí. El hecho no es nuevo. Se ha hecho antes con vacunas contra el ébola y contra otras infecciones. Pero después de cumplir ciertos requisitos. Nunca por decisión política.¿Tiene sentido científico? Mucho. Se puede reforzar la respuesta inmunitaria aprovechando diferentes mecanismos. Se busca una respuesta inmune más amplia y potente.¿Hay precedentes? Sí. Uno muy reciente/actual: la misteriosa vacuna rusa que todo el mundo, menos los rusos, quiere. Me refiero a la Sputnik-V (Nota: V es la uve de Valencia, no el número 5 en latín: como los Fórmula V que cantaban “Cuéntame” en el paleolítico de mi biografía). La Sputnik-V ─decía─ utiliza dos adenovirus (Ad) humanos manipulados: Ad5 y Ad26. La respuesta a la segunda dosis (Ad26) es potente y duradera. Por tanto, hay argumentos.¿Hay precedentes con la vacuna Oxford/Astra-Zeneca (Ox/A-Z)? Estamos en ello, como dijo Aznar en la intimidad. Desde el mes de febrero 21 se está ejecutando un ensayo clínico comandado por la Universidad de Oxford (UK). Es un ensayo en fase II (para medir la eficacia y la seguridad en humamos), multicéntrico (varios hospitales), simple-ciego (los profesionales conocen la vacuna que se aplica, pero los sujetos sometidos a estudio y los profesionales de los laboratorios que harán los análisis de control, no), aleatorizado (al azar la distribución de vacunas) en 820 sujetos mayores de 50 años. Con y sin comorbilidades y de varias razas. Se han diseñado dos grupos de sujetos o cohortes: la cohorte Inmunología (100 sujetos) y la cohorte General (720). • Los incluidos en la primera cohorte (cohorte Inmunidad) reciben la primera vacuna (día 0) y luego la dosis de recuerdo a los 28 días. Según el grupo, la segunda dosis es de la misma vacuna o de la otra diferente (al azar).• En el segundo grupo (cohorte General), la mitad recibirá la dosis de refuerzo a los 28 días y la otra mitad a los 84 días. Distribución de las vacunas al azar y mismas combinaciones. Esto se llama un uso heterólogo, frente al homólogo que es cuando las dos dosis son de la misma vacuna.Las vacunas usadas en el estudio son Ox/A-Z (un Ad manipulado de chimpancé cuyo ADN codifica la proteína espiga o S) y Pfizer/BioTench (un mRNA que codifica directamente la proteína S). La duración del estudio será de 1 año y 9 meses.¿Será eficaz? Ya veremos. Parece que las perspectivas son buenas. Pero esto es un ensayo en regla, con todas las garantías científicas, éticas y legales. Permitirá asegurar que el modelo es un éxito, es indiferente o un fracaso. Esa es la esencia de la investigación: buscar respuestas. ¿Es correcto cambiar los protocolos ahora, sin evidencia científica concluyente? No (la OMS/WHO dice lo mismo que yo, bueno, al revés). Tiene mucha pinta de ser una decisión política improvisada sobre la marcha ante la aparición de los famosos y raros coágulos asociados a la vacuna Ox/A-Z. Por cierto, coágulos que también aparecen asociados a las otras vacunas (ahora se están investigando cuatro casos asociados a la vacuna americana de Janssen de Johnson & Johnson que tendremos en unos días en España).Y llega la pregunta del millón: ¿Qué debo hacer si, tras recibir la primera dosis con la Ox/A-Z, me dicen que me quieren poner una vacuna diferente de recuerdo (será una mRNA)? Es una decisión muy personal. Y muy difícil de tomar para algunos en virtud del desconcierto general, el miedo, la desconfianza y la incertidumbre. Sin que mi opinión tenga carácter vinculante y no deje de ser una opinión particular, yo me la pondría (tras la primera Ox/A-Z, una dosis de recuerdo con una mRNA). Creo que he usado mal el tiempo verbal: yo me la pondré porque, según dicen, los de mi quinta, aunque seamos de los últimos del rebaño, estamos ya rompiendo aguas.Punto finaL: Lo anterior no contradice que piense y diga que los del mando deben abandonar las gamberradas y actuar todos (noruegos, franchutes, alemanes y españoles de todas las Españas) al unísono y siguiendo a rajatabla las directrices de la AEM o EMA. Y que se dejen de mercadear con rusos, chinos, yanquis o ingleses en el mercadillo de los martes. Si hay Sputnik V, debe haber para todos. Y así, Maripuri.Nota: no hay razón científica que justifique no usar la segunda dosis de Ox/A-Z en los que recibieron la primera.


Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *