Breuiffima relación de la infectología

El título de este opúsculo que aquí se inicia recuerda intencionadamente el de la famosa obra de fray Bartolomé de las Casas (el fraile, recordamos, escribió la “Brevísima relación de la destruyción de las Indias”, 1552), obra que tanta información ofrece todavía hoy a eruditos y curiosos pero que, de forma involuntaria, contribuyó a la génesis de la Leyenda Negra respecto a la valoración objetiva de la verdadera historia de España.

Producto Description

Nosotros, con humildad franciscana (Las Casas fue dominico) pero con el mismo ardor con el que él defendió a los indígenas del Nuevo Mundo (provocó la redacción de las Leyes Nuevas de 1542), pretendemos relatar en este ensayo -de obligadao rezumo humanístico pues creemos, con Letamendi (18282-1897), que el médico que sólo sabe de medicina, ni medicina siquiera sabe-, relatar -decimos- con objetividad y ánimo constructivo la historia de algo que nació con vocación de servicio público y afán de perdurabilidad.

Al contrario de lo que sucedió con la obra de Las Casas, nos mueve el deseo de contrarrestar, no de mantener y nutrir, la leyenda negra de la Patología Infecciosa. Esto ayudará a dignificar la figura de los infectólogos, los indios tainos y caribes de la Medicina española.

Como se sabe, los indios eran considerados unos seres sin alma, entes biológicos clasificados entre las personas y los animales, en un principio (según Colón) bondadosos, ingenuos, pacíficos y felices pero luego considerados caníbales, sodomitas, promiscuos, vagos y maleantes. Y se les exterminó tras exprimirlos laboralmente.

<< return to productos